Mes de mayo, mes de María, mes del rosario

En la mirada de una imagen, una estampita o una medalla. Bajo el signo de un rosario sabemos que no vamos solos, que Ella nos acompaña.
Y encontramos en Ella una verdadera Madre que nos ayuda a mantener viva la fe y la esperanza en medio de situaciones complicadas.
Una madre cuida de su hijo hasta el fin, y trata de salvarle la vida hasta el fin. María es la que ayuda a bajar a Jesús, lo trae del Cielo a convivir con nosotros. Es la que cuida, mira, avisa, está.
Por más que conozcamos a Jesús, nadie puede decir que es tan maduro como para prescindir de María. Nadie puede prescindir de su madre.

Libros recomendados