La conmovedora historia detrás del video “God’s Plan” de Drake

    «God’s plan», es el título de la nueva canción del rapero y compositor canadiense Drake, quien fue criado por su madre en Toronto luego de que su padre fuera detenido en dos ocasiones. El cantautor asistió a una escuela judía y a la edad de quince años comenzó a actuar en la serie «Dregrassi», en 2007 lanzó su primer vídeo musical «Replacement Girl», éxito que lo llevó a crecer paulatinamente en el mundo de la música.

    En God’s plan (el plan de Dios), un título que llama la atención, Drake hace alusión al sueño de todo artista de convertirse en una leyenda aun después de la muerte, el reto de vivir en paz consigo mismo y con los demás. Por otro lado, deja entrever un deseo sincero de que las personas (mis hermanos) vivan bien, y de cómo aún cuando se desea el bien para los demás, hay quienes te desean todo lo contrario. Independientemente de las creencias y comportamientos del artista queda claro que la intención es que veamos más allá.

    Lo que muchos tal vez no saben es que el joven canadiense decidió destinar el presupuesto completo de la grabación de su videoclip para cambiar la vida de algunas personas. Ayudó a familias, enfermos, discapacitados y personas necesitadas en Miami a quienes la noticia les llegó como caída del cielo. La aventura de regalar un millón de dólares inició en un supermercado en donde Drake anunció a las familias que se encontraban allí haciendo compras, que él cubriría los gastos, lo mismo ocurrió en la Escuela de música Frost de Miami, donde realizó una cuantiosa donación de dinero. (conoce aquí más detalles del suceso).

    Estas son algunas reflexiones a las que hemos llegado tras el generoso acto del cantante:

    Es cuestión de actitud

    Todos, como personas, estamos llamados a dar lo mejor. Si bien hemos vivido momentos de oscuridad y dificultad, también podemos decir que tenemos la alegría de compartir experiencias significativas que nos han hecho mejores personas. En definitiva, todo radica en la actitud, en cómo actúo ante un acontecimiento, en qué actitud tomo frente a una situación difícil o ante una experiencia provechosa ¿mis actitudes buscan siempre hacer el bien a quienes me rodean?

    En definitiva, el plan es de Dios

    En todo momento estamos soñando, deseando, buscando, lograr o alcanzar sueños. Hacemos diferentes proezas en nuestra vida cotidiana para alcanzar aquello que creemos nos hará bien a nosotros mismos y a los demás y es allí donde reside el plan que Dios tiene para cada uno. Aquello que conocemos como misión, vocación o llamado.

    Finalmente eso somos, vocación. La misión particular a la que Dios en su plan nos ha convocado es lo que nos define, lo que nos da las pautas para ser lo que somos hoy.

    Sin acción no hay obra

    No nos quedemos simplemente en la canción, vayamos al trasfondo. Drake es un hombre de 31 años que como todos nosotros, ha vivido experiencias buenas y malas, que han moldeado su personalidad y su actuar hasta convertirse en el hombre que conocemos hoy. Pero si que entendió el mensaje de «hay más en dar, que en recibir». Por medio de un gesto significativo, acompañado de esta producción musical, Drake nos invita a mirar al otro, al prójimo, a esa persona que nos encontramos al cruzar el pasillo, al ir de compras o al tomar el transporte público y no solo mirarlo, sino pensar y actuar en el bien de esa persona, desear que esté mejor que yo. Ser conscientes de que los actos valen más que las palabras.

    ¿Cómo sería el mundo si todos trabajáramos de corazón por el bienestar del otro? ¿no estaríamos todos mejor cada día?

    Si quieres ver la letra de la canción en español haz click aquí

    Libros recomendados
    SOURCECatholic Link
    SHARE