Black Mirror: La tragedia de vivir obsesionado con las redes sociales

Sinopsis

Lacie está obsesionada por sus calificaciones en las redes sociales. No es de extrañar, en un mundo en el que tener una alta calificación colectiva te garantiza el acceso a los lugares más elitistas, mientras que una baja puntuación inmediatamente te granjea miradas de desprecio y rechazo. Quizás por eso todo el mundo mide cada gesto, cada palabra y cada intercambio, y todas las personas están constantemente evaluándose. En este mundo es difícil conseguir una puntuación alta. Pero caer en picado es más fácil de lo que parece.

¿Por qué ver «Caída en picado» (Black Mirror 3×01)?

  • Porque es uno de los capítulos con más similitudes con el mundo actual. Quizás llevando al extremo la obsesión por la aprobación colectiva. Cualquier usuario de las redes sociales puede percibir tendencias que ya apuntan en nuestro mundo de influencer varios: instagrammers, youtubers, tuiteros y demás gente que necesita gustar a toda costa y multiplicar su base de seguidores.
  • Por la interpretación de Bryce Dallas Howard, protagonista absoluta del episodio, en un papel donde percibes su vulnerabilidad, su dependencia, su fragilidad, soledad y dolor.
  • Por la banda sonora, de Max Richter, que pone un contrapunto triste a una realidad aparente y colorida.
  • El director de este episodio es Joe Wright, un prestigioso realizador responsable de películas como ExpiaciónAna Karenina y Orgullo y prejuicio.

Para pensar

  1. La primera pregunta es casi de recibo al ver este capítulo. ¿Hasta qué punto te parece que refleja dinámicas presentes en el mundo contemporáneo?
  2. La existencia de barreras para la gente que tiene menos nota que otros, y de facilidades para quienes son más valorados, podría aplicarse al dinero, a la belleza, a la popularidad… El episodio muestra cómo cuantas más barreras tienes, más barreras se te van generando.
  3. La distinción de gente entre gente vulgar y “gente de calidad” (es decir, los populares, aquellos cuya puntuación hay que ganar), ¿qué te parece?
  4. El ‘consejero’ de Lacey le dice: «Trata de ser tú misma. Esa es la clave, gestos auténticos». Pero en realidad lo que le está diciendo es que finja una perfección que no es real. Esa necesidad de fingir, de ocultar cómo eres… Algo que se ve perfectamente cuando Lacey ensaya el discurso para la boda de su ‘amiga’ Lacey, lleno de perfecto y falso afecto. ¿Cómo llamamos a esto? ¿Hipocresía? ¿Falsedad? ¿Auto-engaño?
  5. De fondo hay un tema mucho más universal. El miedo al juicio del otro. La necesidad de aparentar o de ganar aprobación. ¿Hasta qué punto te parece que eso presiona a las personas hoy? ¿Crees que hay forma de liberarse de esa tensión?
  6. La puntuación que una persona tiene inmediatamente condiciona la percepción que la gente tiene de ella. A eso lo llamamos expectativas. Fíjate cómo esas expectativas inmediatamente condicionan la forma en que la gente es aceptada o rechazada sin ni siquiera llegar a conocerlas. ¿En qué te fijas tú de las personas de entrada?
  7. Susan, la camionera que encuentra a Lacey durante su viaje, es una mujer que se ha liberado de la presión de las ‘redes’. Se la ve mucho más tranquila, libre y sincera que todos los personajes que han aparecido hasta ese momento. ¿Crees que es posible liberarse de la obsesión por gustar? El diálogo entre Lacey y Susan es en el fondo una encrucijada entre la convención que constriñe (y se engaña con lo que espera alcanzar) y la libertad de arriesgar. ¿Qué te parece ese diálogo?
  8. Curiosamente, este capítulo tiene uno de los finales más esperanzadores de Black Mirror, que podría empezar por decirnos lo que de verdad pensamos. ¿Qué te parece esa escena final entre Lacey y su compañero de encierro?                                              Ender

Fuente: PastoralSJ.

Libros recomendados
SHARE