Cómo maximizar tu talento, sin miedo ni excusas

Me resulta sugerente la idea del comienzo de la Pascua como “año nuevo”, más allá del 1 de enero o del comienzo de la temporada (1 de septiembre). Una renovación primaveral.
Hace más de 20 años que un servidor se dedica al coaching ejecutivo (y más de tres décadas a la consultoría de desarrollo del talento), por lo que también en este proceso de acompañamiento han llegado tiempos de reinvención. A través de la “ecuación de Fluidez”.

La Ecuación de Fluidez consiste en unir el concepto de “Flow” (Csikzentmihlayi) con el del Círculo Dorado (Simon Sinek). La Fluidez como experiencia óptima, en la zona en que los retos personales son igualados a las propias capacidades (el talento que no se aprecia se deprecia) a través del compromiso (la energía que ponemos al proyecto). El Círculo Dorado como el “para qué” (propósito), el qué (lo que deseamos lograr, compuesto por 3-4 objetivos) y el cómo (el modo de lograrlo).

Así, un proceso de coaching ejecutivo (con la metodología que en su día describimos en el libro ‘Coaching Realmente’) debe partir de unas siglas, de tu identidad personal. Ese debe ser tu Reto, convertirte en tu mejor versión (a la izquierda de la ecuación, para que estimule el hemisferio cerebro de tu derecho). ¿A qué se iguala? A lo que quieres conseguir (en términos de siglas) y a cómo quieres lograrlo.

Imagínate que eres el/la nuevo CEO de una compañía. Tienes apenas 100 días para marcar la diferencia, para establecer la estrategia y empezar a ejecutarla, para comenzar una nueva senda de Transformación (Digital) Cultural. Y cuentas con un/a gran coach.
¿Cuál puede ser tu ecuación de fluidez? Por ejemplo, LIR = EAC

LIN: Lider Innovadora y Responsable. Una líder (talento para influir decisivamente en los demás, desde el ejemplo, la autoridad moral y la credibilidad) que apuesta por una cultura de innovación y de responsabilidad ante los clientes y los profesionales de la empresa. Fácil de decir, difícil de que ocurra. Una identidad reconocible y excepcional.

EAC: Qué debes promover como líder. El Empowerment (la capacidad de “empoderar” a los demás, de delegar en los colaboradores, de confiar, de asumir que el talento debe aprovechar su potencial), la Agilidad (analizar, tomar decisiones, arriesgarse y “ganar o aprender”), la Colaboración (para romper los silos y el individualismo creando auténticos equipos). En apenas 100 días, un Liderazgo de inspiración, de iniciativa, de disfrute, frente a los temores habituales de “cubrirse las espaldas”, de la burocracia inoperativa y del freno al atrevimiento y la innovación.

A partir de la “ecuación de fluidez”, la secuencia de Reflexión-Descubrimiento-Plan de Acción y Generación de nuevos hábitos. Como sabes, cuando uno trata de transformarse por sí misma, sin ayuda, lo consigue en menos de un 10% de los casos; si lo hace a través de un proceso de coaching riguroso consigue sus objetivos en más de un 90% de las ocasiones. Por eso la rentabilidad del coaching profesional supera el 1.600% del tiempo y el dinero invertidos.

He estado leyendo ‘Sin miedo ni excusas. Todo lo que necesitas hacer para diseñar tu carrera laboral’, del profesor de la Universidad de Waterloo (Canadá) Larry Smith. El profesor Smith grabó un TED, ‘Por qué fracasarás en tener una gran carrera’ (noviembre de 2011), una conferencia muy irónica e inspiradora de gran éxito, que ha tenido más de cinco millones de visitas:

Larry Smith divide su libro en tres partes:
A. Descubrir la propia pasión
1. Por qué un buen trabajo ya no es lo bastante bueno. “La gente normal no tiene pasión”. Hemos de elegir la propia aventura.
2. Por qué los empleos seguros son un mito. Hay una serie de razonamientos peligrosos: un plan B, alta cualificación, hacer algo, tener conocimientos… La recomendación de Larry Smith es “llegar a ser excepcional”.
3. Cómo la lógica y los hechos te ayudarán a encontrar el trabajo que amas. Se trata de empezar, pararse (reflexionar), indagar (leer, dialogar, pensar analíticamente), identificar la propia PASIÓN frente a los meros intereses, porque la pasión y el interés no son lo mismo: nadie dice “cásate conmigo, eres interesante”. El quinto paso es seguir buscando.
4. Errores profesionales más habituales: que la pasión pueda convertirse en una obsesión peligrosa, que se use como excusa, descuidar los deberes, no informar de la pasión, seguir al rebaño (formar parte de él), ser planificafóbicos (alérgic@s a la planificación), perder de vista el plan.
B. La elaboración del plan profesional
5. Preparativos. Determinar las metas, diferenciar las prioridades, identificar las barreras para alcanzar las metas, explorarlas y revisar los objetivos, ampliar conocimientos, poner en marcha el propio equipo (esencial).
6. Encontrar la ventaja. La Innovación proviene de conocer los problemas de los clientes y aportar nuevas soluciones. Las excusas más frecuentes para no innovar: mi empresa no quiere que funcione, mi trabajo no lo necesita…
7. Venderse vendiendo las ideas. “Defínete, o alguien lo hará por ti”. Con tus propias palabras, con el “elevator pitch” (discurso del ascensor): breve, diferente, sugerente… con un “párrafo de continuación” (anzuelo y caña). Defínete con tus actos.
8. Ejecución y revisión. 3 preguntas esenciales: ¿cuándo aparece información nueva y relevante está ajustado mi plan a las nuevas circunstancias (beta permanente)?, Si una nueva opción está manifiestamente más cerca de la meta, ¿implicará una pérdida de tiempo que reducirá la ventaja? y ¿limitará esta revisión nis opciones?
C. La confrontación de los miedos y las excusas.
9. Anatomía de la excusa. “La mayoría de las sombras de esta vida surgen por pararnos obstruyendo nuestro propio resplandor” (Ralph Waldo Emerson). Excusas como el futuro inescrutable, la tiranía del tiempo, la saturación de información o cinismo, desfavorecidos en la línea de salida, el listón bajo (pocas expectativas). Vivimos en la cultura de las excusas.
10. Cómo las profesiones fantásticas y las familias amorosas van de la mano. El autor nos propone una serie de normas:
– Recuerda la definición de una profesión fantástica: “una profesión es fantástica cuando brinda un trabajo satisfactorio, influencia en el mundo, ingresos fiables y adecuados y libertad personal”.
– Deshazte de la culpa.
– Utiliza tu ventaja para hacerte con el control.
– Busca el beneficio conjunto, no una solución de compromiso.
– Disciplínate con el tiempo.
– Busca integración, no medias tintas. Trabaja con quienes ames.
11. Balance final de las profesiones fantásticas. El dinero es importante, hay trabajos dorados (ingresos altos y posibilidades de empleo), temibles (ingresos altos y empleo arriesgado) y descabellados (sin posibilidades). Es la virtud de la flexibilidad.
12. Cuando la pasión entra en conflicto con los temores. Miedo a perder el tiempo, miedo a las oportunidades perdidas, miedo a lo desconocido, miedo a la ambición (vértigo emocional), miedo al fracaso, miedo a los problemas económicos, miedo a la niebla.
La conclusión a adoptar medidas: qué le digo a mi pareja, a mi familia, a mis amigos, a mí mismo…
Es valioso que un gran experto en carreras profesionales como Larry Smith reivindique el poder de la pasión y nos prevenga del miedo y de las excusas. Me ha recordado al epitafio de Max Aub que me enseñó José Antonio Marina: “hizo lo que pudo”. Desde la pasión, innegociable, con valentía, con todas sus fuerzas.

 

Libros recomendados